El espíritu de la navidad está en compartir con la familia

Posted on
  • lunes, 21 de diciembre de 2015
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:
  • Sentir el espíritu de la navidad no está en las compras de fin de año, en las vacaciones o  en la ropa para estrenar. El  verdadero espíritu está en la posibilidad de compartir un momento en familia, en  el abrazo con un extraño o en la sonrisa que se regala a otro ser.
    Hace un año pasé navidad y año nuevo en las paredes de un hospital con sus colores y ambiente lúgubre, sufriendo las indolencias de un sistema de salud  que poco le importa el dolor y sufrimiento del que está postrado en una cama.  Lo triste de permanecer ahí no era mi condición, era que bajo mi estado había  afectado la posibilidad que mi familia compartiera de un fin de año tranquilo y  sin preocupaciones.  En la enfermedad lo que mata no es el dolor, es la impotencia, el olvido, la negligencia y la indiferencia.   Aun así en esa situación recibí como lo recibo a diario el más bello de los regalos, el amor de una familia. El cuidado permanente de mi madre, su atención, y  dedicación, además de  la fortaleza y persistencia de mi padre.

    En ese cuarto del  hospital donde se veía pasar el tiempo lento,  un señor invadido por una bacteria,  en  sus últimos días  se tomó el espacio necesario para decidir  que los desconectaran  y  así morir dignamente en su hogar,  allí por lo menos habría tiempo para estar  rodeado de su familia. Eso sí la advertencia  fue,  -debe pagar la ambulancia por su cuenta para que lo transporten-.   Luego otro hombre con un cáncer terminal  se tomó el tiempo  para padecer el dolor, hacer consiente el sufrimiento  y enfrentarlo en el leve sonido de sus quejidos. Fueron mis vecinos de la habitación.

    Cuando enfrentamos situaciones como ésta,  en la soledad que solo la interrumpe el sonido de un celular a las doce, no despegamos de lo material y nos deprendemos de celebraciones ostentosas, lujuriosas y ruidosas.  El tiempo no regala  la posibilidad comprender el valor de la vida, del tiempo y de la presencia del otro.  De igual forma de reconocer que el verdadero espíritu de la navidad está  en tener a tu lado seres maravillosos  que te acompañar a caminar, te dan la mano y comparte el tiempo tan preciado y mezquino.

    Con la premura de una sociedad afanada, en la que el tiempo es escaso y en la que negamos muchos momentos para compartir con la familia y amigos.  El mejor regalo que me da el universo este año es poder compartir una navidad con mi familia, de ofrecer  ese tiempo que tenemos y  muchas veces de forma mezquina negamos.

    Gracias a quienes compartieron sus tiempos, momentos y espacios conmigo, en momentos difíciles es cuando se aprende a  valorar  el compartir con otro ser. Muchos partieron, otros partirán por eso el tiempo que le ofrezcamos en vida será  el más valioso recuerdo y el más bonito presente.

    No queda más que decir, démonos tiempo para nuestras soledades, tiempo para contemplar la naturaleza, tiempo para nadar en río, tiempo para acariciar a los animales, tiempo para pensar, tiempo para compartir en familia y tiempo para tener tiempo.

    Otros mensajes de navidad:
    Navidad en los corazones, “Seamos Felices Todos”
    Mensaje de fin de año: Que las alegrías se desborden sin perder el rumbo
    Deseo de navidad que todos puedan soñar (Paz, amor, tolerancia y fraternidad)


    0 comentarios: