Historia de un país que se condenó a desangrar

Posted on
  • domingo, 30 de mayo de 2010
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:
  • A pesar de entrar a segunda vuelta, la tendencia de esta primera se va mantener en Colombia, ya que los ciudadanos se dejaron llevar por la idea de la “Seguridad Democrática” como el huevo con la misma gallina que se debe mantener para derrotar a las Farc.

    El resultado en la primera vuelta tiende a repetirse pues en efecto Santos duplicó al de Mockus. Es el resultado sumado de la maquinaria política del actual Gobierno a la que falta por sumar 829.323 votos de Noemí de la tendencia Conservadora más algunos del millón de Cambio Radical, otro restante del PIN y el Partido Liberal con lo que podría aproximarse en total a ocho millones.
    Esto frente a los tres millones de Mockus más algunos de Polo Alternativo y otros pocos del Partido Liberal que no votarán en blanco apostándole a un gobierno al menos algo diferente al de Uribe, con lo que sumarían cinco millones que no igualan el potencial de Santos. Su maquinaría ya se había puesto en juego y se mantendrá. Hay que tener en cuenta que muchos ciudadanos desprevenidos perfilarán su voto en segunda vuelta por el ganador de la primera. Otros desencantandos no se acercarán a las urnas pues creerán no poder hacer mucho para cambiar una inevitable victoria de Santos.

    En esta medida es claro que parte del país decidió mantener las políticas del actual Gobierno de Álvaro Uribe. Es casi una expresión, mejor fue un gesto de masoquismo, egoísmo e irracionalidad apoyar lo mismo. Con más de seis millones 700 mil votos se eligió a Juan Manuel Santos como el posible presidente con la victoria en la primera vuelta. Un personaje que continuará con las políticas del actual Gobierno y que llegó por contar con toda la maquinaría del partido de la Unidad Nacional, La U que estableció Uribe en su mandato y lo peor que cuenta con una fuerte bancada en el Congreso.

    A pesar de las 30 razones que un grupo de facebook señala para no votar por Santos, éste se aproxima y casi que llega al poder. Parece un país de personas ciegas y otras que se hacen las sordas, son colombianos que le apostaron a Santos para que empolle los huevos de la seguridad democrática y es así como se va seguir viendo derramar sangre en nuestro país.

    Santos es un personaje que ha tenido el poder en sus manos, con una familia de clase alta y dominante; de ahí su voz de mando que tanto daño hace, ya que su posición se impone. Es que no ha sufrido de hambre y menos de sentir la guerra en su espalda. Un guerra que sólo trae dolor y sufrimiento, lo peor es que pone en riesgo a la población que está en medio del conflicto donde seguirán miles de indígenas, y campesinos siendo vulnerados, ultrajados y desplazados como sostuvo las preocupante mirada del informe de Amnistía Internacional sobre derechos humanos y conflicto en el país.

    Santos el ex ministro de defensa de los golpes militares, que llegaron hasta las ejecuciones extrajudiciales, un delito de Estado denominado los “falsos positivos” por lo que muchas madres derramaron miles de lagrimas por sus hijos desaparecidos. Un delito que sigue vivo, y que a pesar de la comisión de investigación el dolor está presente y continuará.

    Las jugadas Políticas de este partido funcionaron, sus usuarios fantasmas en foros virtuales para apoyar al candidato y desprestigiar otros, sirvió. La estrategia que incluso pasó por la influencia de los subsidios de Familias en Acción y la presencia de J.J. Rendón con su propaganda política entre el rumor para desprestigiar que se le achaca fueron efectivas.

    Ahora resta soñar que algún milagro suceda este 20 de junio en el pensamiento consciente de la población colombiana, ojalá este cambie para sumar fuerzas en un Gobierno diferente ratificado en la segunda vuelta. Por el momento que alguna madre o padre votante por este personaje no vea como asesinarán a su hijo por pensar diferente al régimen imperante que continúa. Ojalá que su hijo no sea un falso positivo y menos sea secuestrado por el conflicto de una guerra que se mantiene y se acrecentará.
    Muchos seguiremos atentos a denunciar la corrupción y a velar por los derechos de la población vulnerada que siempre termina siendo la más afectada. Voces independientes y críticas continúan mientras muchos callarán y otras marcharán desterrados por las balas de la guerra que parte del país eligió.


    El fenómeno de Mockus
    Lo que pasó en la campaña electoral de Mockus refleja la distancia, o mejor el abismos entre el ideal de la red “Internet” que en ese contexto adquiere una gran dimensión pero no es proporcional con lo que pasa en la realidad de un país como Colombia donde un gran número de personas no tienen accesos a Internet, no gozan de conectividad para entrar en el proceso. Es decir este tipo de procesos en Internet se sobre dimensionan, se ven englobados en el contexto digital por lo que crean una falsa expectativa que el medio virtual da, pero de ahí a los barrios y a muchas comunidades presenta una gran distancia. De igual forma no hay una conducta digital en el mayor número de la población, la campaña electoral en Colombia se diferencia en la de Norteamérica ya que allá en el campo de la conectividad hay un mayor acceso y penetración de la red a los hogares. Eso se evidencia en que Estados Unidos por la red se recogieron dinero de donantes voluntarios algo que en Colombia por falta de una relación más cercana con una conducta digital no se dio. En esta medida la campaña de Mockus debe dar un paso a las calles, un contacto más cercano con su susceptible electorado para lograr establecer en el consciente colectivo la diferencia a Santos. La vía es una alianza alternativa donde sea la educación una salida más allá de las armas en medio de un pueblo que le apuesta a la guerra como una vía para lograr la seguridad. Esto sumado a los errores en algunas afirmaciones de este candidato y la apuesta del pueblo por la guerra como camino para la seguridad es un obstáculo para masificar su propuesta que debe continuar en construcción para lograr solidificarse.


    Artículos relacionados:
    *Así llega Santos al poder: Los círculos que rodean a Santos
    *Otras razones por la que no se debió votar por Santos



    0 comentarios: