Unamos nuestras fuerzas en un sistema de ecología profunda

Posted on
  • jueves, 1 de mayo de 2008
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas: ,
  • por: Neyder Jhoan Salazar
    La situación actual es preocupante, nos enfrentamos a una crisis ambiental primordialmente y producto del calentamiento global que asecha al planeta. No es un problema de un solo país, es un problema mundial, por malas políticas ambientales y por no tomar medidas para mitigar el problema que empieza hacerse visible. El clima de la tierra está cambiando rápidamente, las temperaturas mundiales aumenta ya que el dióxido de carbono producto de automóviles, actividades humanas, producción de energía y otros gases de invernadero hace que se concentre una capa cada vez más gruesa de contaminación. Esta capa atrapa el calor del sol al no dejar salir los rayos solares, como consecuencia se acrecienta el calentamiento del planeta. ¿Pero qué hacer para sensibilizar, y porque no crear conciencia?
    La salida está en cambiar nuestra forma de pensar. La problemática actual ha hecho que crezca el interés por los temas medio ambientales, es un interés que debe ser tomado como primordial y de ser tomado así permitiría mitigar los problemas globales que dañan la biosfera, el medios, los seres vivos y sin duda la vida humana. Si no se toman medidas inmediatas, el daño será irreversible, entonces, ¿Qué mundo le vamos a entregar a nuestros hijos?
    Leyendo un libro que le dejaron a mi hermana de 10 años para leer como tarea de colegio, me acrecentó la preocupación por la idea que plantea y que sin duda es verdad. En el libro estaba escrito el daño que generaciones pasadas no aborigen 1 y nuestra generación le han hecho al medio ambiente, a nuestro planeta y a el de ellos. Nos acusan de ser los culpables del grave daño ambiental. Es triste y aun que suene agresivo, todo es una realidad y es verdad, el daño al mundo es producto de nuestro invento irracional de interés económicos y de facilitar absurdamente nuestra vida. Ahora para que leer un libro, si estúpidamente podemos ver una novela, es más fácil, no requiere mayor esfuerzo y menos de pensar. Pero es ese mismo invento el “televisor” que consumiendo energía eléctrica contribuye a la producción de dióxido de carbono que calienta a nuestro hábitat.
    A pesar de la problemática, aun falta tomar medidas y dejar a un lado la indiferencia. Creemos que el daño es solo al medio ambiente a las especies animales, pero de un modo u otro nos afecta, también el hombre se ve y verá perjudicado, es decir el mismo hombre se condena a destruir la especie humana. No es un problema que este solo, es un problema interconectado e interdependientes que termina afectado a todo y a todos. Hay que sumarle el aumento desmesurado de la población mundial que a su vez trae interconectados problemas de violencia, pobreza, desempleo y hambre.
    Hay que crear una nueva concepción de la vida, creemos que no vale y nos importa poco. Tenemos un visón desfasado, es una percepción de la realidad inadecuada. Somos ajenos a los problemas y no medimos el nefasto resultado de destrucción por medio del derretimiento de glaciares, el derretimiento temprano de la nieve, sequías severas, escasez de agua dulce, aumento en los niveles del mar producirá inundaciones, incendios, torrenciales lluvias, maremotos, nuevas plagas , más enfermedades, trastorno de hábitat, extinción de muchas especies vegetales, animales e incluso humana.
    Sin duda con urgencia se necesita un cambio radical en nuestra percepción de vida y de mirar el mundo. No somos ajenos a esas situaciones, hay que tomar verdaderas medidas políticas que garanticen y den soluciones de estabilidad y de supervivencia guiados por una vida sostenible. Tenemos que cambiar nuestra percepción con un nuevo paradigma, una nueva forma de mirar la vida, para ello debemos comprometernos todos, absolutamente todos con un movimiento ecológico perteneciente al sistema de ecología profunda. Donde conscientemente hagamos uso adecuado y sostenible de los recursos de esta forma estaríamos penetrado al desafío de nuestro tiempo que plantea el libro la trama de la vida, “Crear comunidades sostenibles, es decir, entornos sociales y culturales en los que podamos satisfacer nuestras necesidades y aspiraciones sin comprometer el futuro de las generaciones que han de seguirnos”.
    La tarea está definida y planteada para empezar y unirse a la cadena conectada de la ecología profunda hay que reconocer la relación de la naturaleza de la materia con la mente humana. Hay que replantear la idea de un universo mecánico compuesto por piezas, de partes separadas y de funcionamiento como una máquina con valor económico y tecnológico sustentado por el Mecanicismo Cartesiano. En definitiva hay que tomar ideas como la del movimiento Romántico que rechaza a mecanicismo, y pone al arte y la literatura como debe ser la ecología un organismos natural, organizado y como afirmo Kant con partes que solo existe por medio de las otras, es decir guardando una relación inherente. Seguir la corriente del el Vitalismo que plantea mirada parecida a la Biología Organicista, plantea un organismo con partes que aunque especializadas están integradas y funcionan como un sistema.
    Hemos llegado al pensamiento sistemático apoyado de una u otra forma por la por la teoría orgánica de la psicología de la Gestalt. Todo funciona como sistema integrado en un todo o totalidad, que su vez se divide en niveles o en subsistemas. Cumplen un conjunto de funciones organizadas para mantener estabilidad, si el sistema es afecto y una parte no funciona, se afecta y se ve perturbado todo sistema.
    El medio ambiente es una red inmersa en una red mayor, totalizadora y dinámica que a la vez está establecida por redes relacionadas, inseparables y en continua interacción. Si una red o subsistema se afecta colapsa la red totalizadora, es decir si el calentamiento global sigue se perturba el ecosistema, el medio y todas la redes conectadas, en consecuencia la tierra que es la red totalizadora tiende desaparecer.
    Las parte de un árbol forma una red o un sistema que se interrelaciona con sistemas de animales que llegan al árbol, con el sistema humano y que a su vez pertenece al el entorno de la red totalizadora o sistema total que podría denominarse medio ambiente o porque no el planeta buscando el desarrollo de un proceso natural pero con equilibrio dinámico. Se presenta una red interconectada de relaciones. Este sistema totalizador el planeta o medio ambiente es el que se está viendo afectado por el sistema humano, y a raíz del calentamiento global y producto del sistema humano.
    La ecología y más aun la profunda donde al contrario de la superficial, analiza la importancia del ser humano, la naturaleza y el medio ambiente como un único sistema totalizador o cosmos interconectado por estos subsistemas. Y que irónicamente estamos acabando.
    En medio de este panorama desalentador hay buenas noticias “en la actualidad existen tecnologías que permiten que los automóviles funcionen de una forma más limpia y quemen menos gasolina, también hay tecnologías que posibilitan modernizar las plantas generadoras de energía y generar electricidad a partir de fuentes no contaminantes. Tomar estas medidas y además reducir el consumo eléctrico mediante el uso eficiente de energía pueden ayudar a corregir el problema y prevenir el continuo deterioro”.
    Ya no necesitamos más sistemas de armas capaces de borrar la vida de la faz de la tierra, no más sistemas contaminantes, necesitamos sistemas de cuidado y protección ambiental que nos garanticen nuestro lugar de vida.
    Debemos unir nuestros deseos, esfuerzos y propósitos en uno solo, un trabajo en equipo guardando una relación en forma organizada. De esta forma se garantiza la toma de medidas para mitigar y porque no darle una solución definitiva a nuestro problema medioambiental. La idea es Tener una compresión acertada de la vida en los diferentes sistemas convirtiéndonos todos en ecologistas guiados por la ecología profunda, así implanta valores de integración, conservación, cooperación y asociación que permitan un mundo, un sistema y una tierra sostenible.
    1. Generaciones pasadas no aborígenes, hace referencia a culturas indígena autóctonas que rendían culto y cuidado a la madre naturaleza, por eso ningún acto de ellos atentaría en contra y perturbación de su ambiente.

    0 comentarios: