Cubrir el crimen organizado

Posted on
  • lunes, 18 de junio de 2012
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas: ,
  • Frente a los problemas del conflicto del crimen y el avance de las tecnologías de la información, surgen nuevos retos para el cubrimiento investigativo desde difererentes alternativa.


    La cobertura del crimen organizado fue el tema de la conferencia o  del Consejo de Redacción y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia.  En el que se establecieron distintas perspectivas para el cubrimiento periodístico de este tema desde contextos como el de México.


    La editora de orden del periódico El País, Ana María Saavedra establece el contexto colombiano en el que es necesario desarrollar periodismo a profundidad e investigativo, caracterizado por múltiples actores, entre  ellos armados como la Farc, narcotraficantes con  relaciones políticas y filtraciones,  tal es el caso del cartel de Norte del Valle.

    Frente a este contexto, el director ejecutivo de Consejo de Redacción, José Luis Novoa  asegura que las dimensiones para cubrir el crimen organizado es ahora parte de una esfera  global, en la que se busca  visualizar el periodismo informativo.

    Lo que trae consigo varias  tendencias  del cubrimiento de la  información, una de esas  es el uso de gráficos para establecer la red de relaciones, es decir la construcción informativa a partir de la visualización de datos.  Según José hace parte de un desarrollo del  Periodismo investigativo  que deja  un poco la narración textual  y  tiende  a disponer la  información,  aprovechando recursos de internet para entender más rápido el problema con cuadros gráficos.


    ”No basta sólo hacer las barras, hay que establecer otros puntos de manifestación de las investigaciones y representación de datos.   Así poder explicar, lo que permite  entender de manera fácil y rápida la historia, este tipo de narración ayuda a comunicarle  a la gente la historia”, agrega José.  De igual  forma, establece la necesidad de  utilizar herramientas trabajo en base de datos,  para los  cruces de información pública que permite identificar temas para rastrear como filiaciones sociales, responsabilidad social, antecedentes disciplinarios y demás recursos.  Tal es la propuesta de la  base  del Consejo de Redacción, en donde hay una lista de recursos de bases en  Zoom online.


    Sin embargo, José Nova aclara que se trata de pensar el  para qué el  formato que  va  utilizar en cada información, para pensar en los objetivos de cómo va contarla, ya que aún se sigue narrando en libro, pero hay cambios cuando se trata de internet.


    Propuesta de trabajo colaborativo 

    Por su parte la periodista estadounidense,  Ronnie Lovler establece el uso del trabajo colaborativo en la tendencia del crodwsourcing y los mapas,  útiles como nuevas herramientas digitales.

    Ronnie reconoce  que para  llegar al cubrimiento investigativo  de crimen es necesario obtener ayuda ciudadana, más  aún cuando  un periodista no puede estar en diferentes lugares al mismo tiempo o cuando  se corre algún peligro.   Por eso el  periodismo participativo y colaborativo es un aliado  para recibir información de la gente,  lo que cambia las  posibilidades periodísticas en  datos de mucha gente que incluso ayuda a hacer denuncia por medios de mapas.   Ronnie manifiesta que es un elemento periodístico vital para la investigación, conseguir datos con consultas populares y públicas para proyectos periodísticos, por ejemplo fotografías libre en plataformas digitales.  De igual forma sucede con mapa de corrupción o crimen e enciclopedias con un registro de personajes con el fin de propiciar un  intercambio e interactividad con el ciudadano.


    Ronnie aclara que las  redes sociales, son  un buen uso colaborativo, ejemplo el  movimiento de indignados que ha logrado tener   un millos de videos en la red,  400 páginas en facebook  y twitter . Lo que permite hacer  llegar sus mensaje, así nos sea por los medios tradicionales, que terminan recibiendo a  través de informe ciudadano. Por eso  ve importante la  construcción de una red de reporteros ciudadanos.


    El caso de México


    El director del semanario Emeequis, Ignacio Rodríguez Reyna  establece el  panorama del  crimen organizado en México. Reconoce que el crimen es un cuento que Colombia sabe porque lo  han vivido con anticipación. En México en  los últimos 5 años ha habido una ola de violencia que pasa  de narcotráfico y  se extiende a la población civil. Situación evidente  en hechos violentos  de carteles  que  disputan cinco  puntos de entrada  e ingreso de la droga a Estados Unidos. “Un proceso de disputa y ruptura de carteles enfrentados  por el territorio,  donde el más sangriento  es de los  Z de  exmilitares entrenados en uso de armas e inteligencia.


    Según Ignacio,  en los últimos años se ha utilizado  más métodos violentos contra periodistas,  despareciendo y asesinando, sobre todo en la frontera norte del país. A lo que se suma el control político, policial y judicial en manos del narcotráfico.  En las zonas de control de las fronteras es donde más se ha producido asesinatos de periodistas, de lo que no se ha resulto un solo caso, a pesar que se tengan documentados.


    Esto ha llevado a que se deje de escribir de narcotráfico en esas zonas,  por el riesgo que se corre y  el evidente  desamparo. Ha habido ataques a medios, por lo tanto se dejo de hacer cobertura e investigaciones especiales. Sólo se reporta  información oficial, no hay investigación propia. Incluso los medios fueron infiltrados  por periodistas que brindaban información a los carteles  para espiar investigaciones que realizaban.


    Ignacio  afirma que  están en el punto que las bandas de narcotráfico impiden que se publique de ellos, y además llevan  información para que se publique de manera  obligada,  en contra de  los grupos rivales o del ejército, esto bajo amenazas. “Atentan  contra la integridad de los que investigan , además dictan la política informativa, situación doblemente complicada”, puntualiza Ignacio.


    El margen de maniobra se ha reducido a que los medios no  publiquen  información del narcotráfico,  decisión  cuestionable en el deber ser del periodismo, pero respetable.

    La situación vivida, para Ignacio  ha hecho  que mucha información de ésta,  se haya  ido a las redes sociales, los blogs y chats,  se han  vuelto en fuentes  alternativa para  informar a la población los hechos de violencia, “lo que no se ve en los medios, se empezó a ver en la red, información fragmentada y poco rigurosa, donde   predominaba  la denuncia ciudadana”.


    Eso no aparece en medios locales, aparece en redes  de la gente preocupada, asuntos como donde se vende droga, quienes habían pactado  con grupos de cartel, se empiezan a difundir dando alertas en twitter  sobre la violencia.  Ignacio ve que twiter es un medio  de alerta para que el ciudadano cuide su integridad y no se vaya haber  en enfrentamiento entre bandas”. También blogueros empezaron abrir  foros de denuncia sobre quien estaba involucrado en narcotráfico y qué grupos estaban controlando  las zonas, “esto produjo que ya no sólo se asesine a periodista, se identificaron a la gente de los blog en red y se han asesinado 4 blogueros que participan en foros para denunciar”.


    Para este periodista es claro que las redes posibilita contrarrestes la sensación  de impunidad que tienen los ciudadanos. Tal fue el caso  de un grupo de Anonymous que lanzó  una operación contra carteles para impulsar que la gente denunciara  qué estaba sucediendo, pero uno de los activistas fue secuestrado, “la esfera de amenazas se traslado  a lo virtual”.


    “Es loable el caso de periodista que siguen visibilizando, excepcionales   de  dar cobertura internacional, y están en riesgo permanente”, asegura  Ignacio.   Riesgo que tiene que  ver por el alto grado de impunidad, según este periodista mexicano, no se ha procedido a desmantelar las estructuras políticas y económicas del narcotráfico, la estructura real permanece intocadas.  Entonces la estrategia de cubrimiento,  lo  que se ha hecho es  humanizar la violencia, visibilizar, por ejemplo  el tema  las viudas de la guerra o el tema de la educación amenazada por el narcotráfico. Se ha tratado de cubrir efectos sociales como el ascenso de las mujeres a las estructuras  del narcotráfico. Hacer énfasis en los tejidos  sociales del cómo  se va desarticulando la familia, temas más relevantes y más fácil de escribir, por falta de acceso e información, ya que hasta los organismo de seguridad del Estado son penetrados por el narcotráfico.



     

    0 comentarios: