El camino de la emergencia, mirada puesta en los decretos

Posted on
  • domingo, 28 de febrero de 2010
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:


  • Mientras la tensión se apoderaba de los colombianos, y todas las miradas se dirigían hacia el esperado y más sensato pronunciamiento de la Corte Constitucional, se bajó la guardia y se enfrascó en olvido el broche de cierre y uno de los grandes golpes de este gobierno contra la población. Los decretos a la fuerza de un perjudicial estado de emergencia parecen haber quedado en segundo plano y a punta del olvido en la mente de algunos colombianos.
    Por: Neyder Salazar
    Artículo relacionado: ¡Crisis en la salud! ¿Un estado de emergencia es la salida necesaria?



    En este país que olvida tan rápido, y que lo bombardean de información es muy fácil desviar la atención de un tema y dejar que el otro baje de nivel. Un país que sufre de amnesia donde la píldora y las inyecciones para seguir en ese estado la proporcionan los medios. Es necesario recordar y llamar al decoro nacional para que se siga poniendo la mirada en los decretos. Decisiones tomadas que ya parecen estar olvidadas y casi que el Gobierno logra sus objetivo, se percibe que se cierra su mandato con ese gran golpe que vulnera la salud digna de los colombianos. Es ese estado de amnesia muchos se resignaron o al menos olvidaron que la salud es un derecho fundamental que se encuentra en juego y está pasando desapercibido.

    Se impuso la ley sobre miles de voces que pronunciaron su rechazo y la vulneración a la que se veían sometidos colombianos que engruesan las grandes filas de la pobreza y la desigualdad. No desviemos la atención porque el presidente no podrá conservar su poder pero los decretos hechos leyes seguirán imperando si no se toman medidas.

    Recordemos la gran controversia y manifestación social que desató la emergencia social declarada el 23 de diciembre, donde se impuso unos decretos así no fueran la salida como se había advertido. (¿Para qué una emergencia social?) Todo para conjurar la crisis de la salud que presenta graves problemas estructurales, de fondo donde está en juego la salud como derecho frente a la salud como negocio. Tema que se soluciona con una verdadera reforma concertada.

    Esto originó la manifestación de miles de colombianos, el seis de febrero salieron a la calle a exigir la dignidad de su derecho a la salud. (Video marcha) Se veían afectados ya que tendrían que pagar con sus cesantías, endeudarse y hacer créditos para pagar tratamientos que no están cubiertos por el plan obligatorio de salud, POS. (¿Se enfermó? Pague con sus ahorros) También se produjo el rechazo de organizaciones, las asaciones de médicos dicen que son ‘aberrantes’ los decretos de la emergencia social, además afectan su independencia. La Asociación de Hospitales y Clínicas manifestó 'Los decretos de salud condenan a la gente a morir'.

    Imposición de unos decretos que más parecen perjudicar a los pobres que tienen como única salida recibir una salud subsidiada. Decretos que no intervinieron en temas tan importantes como el de la rentabilidad de empresas prestadoras y promotoras de salud que obtiene grandes ganancias del negocio. Son esos intermediarios que tanto daño le hacen al sistema. ("El problema es el mal manejo que le han dado a los dineros de la salud") (¿Dónde está la bolita?) (Video de rentabilidad EPS)
    Temas como el de poner en cinturas a las farmacéuticas se quedaron por fuera (El peso de los medicamentos en la emergencia social) y sin duda hubieran contribuido a mejorar la crisis.

    Pero el estado de emergencia tuvo agravantes, denuncias públicas se hicieron sobre irregularidades y grandes contratos por 725 millones en la asesoría para establecer los decretos con personas que pertenecen al gremio de las EPS. Esto deja mucho que pensar, hay que preguntarse por el interés de los decretos que buscaban los asesores involucrados en el gran negocio de la salud. (EPS en la emergencia social: Vargas Lleras acusa, Palacio se defiende) Las denuncias de contratos en la emergencia se siguieron multiplicando (Denuncian la existencia otros dos contratos relacionados con la Emergencia Social).

    Con este estado de manifestación, inconformiso y denuncia, el Gobierno hace una jugada estratégica para dar la impresión de que se presentaron errores pero lo que se buscó fue velar por los intereses de los colombianos. Una arremetida mediática de Gobierno se desató por la defensa de sus decretos y dio un paso atrás para dar la impresión de bajar la guardia. Pero nada cambio después del show mediático el interés de fondo de los decretos sigue presente. (Los reversazos de Uribe.., no lo “Santifican”) (Reversazo del Gobierno en la emergencia social) Tal vez buscaba dar una falsa percepción de ceder (Emergencia social: el gobierno cede, pero no lo suficiente).

    Las manifestaciones continuaron, una segunda marcha de rechazo se realizó el 18 de febrero (Multitudinaria marcha contra la Emergencia Social) Alcaldes rechazaron los decretos y las Sociedades Científicas declararon 'persona no grata' al Ministro de Protección Social.

    El inconformismo y la incertidumbre de pacientes con enfermedades de alto costo están latentes. Los decretos expedidos se encuentran en vigor y mientras desviamos la atención en otros temas y bajamos la guardia este Gobierno culminará su periodo con un gran golpe a la salud de los colombianos y el objetivo alcanzado de que unos pocos llenen sus arcas con el negocio. La voz de protesta se escucha pero bajas sus decibeles, aún con poco nivel se sigue manifestando la necesidad de declarar inexequibles los decretos y se persiste en que sean derogados. No olvidemos que el Gobierno debe asumir la responsabilidad política por querer perjudicar a un gran número de colombianos y beneficiar un pequeño grupo económico.

    Mientras el Gobierno se defiende con el nivel de cobertura que no se compara con calidad, ya que hay pueblos dónde escasamente hay un hospital de nivel uno y un ambulancia para chatarrizar. Le toca tratar de ocultar el tema y seguir a la fuerza implantando decretos. La resistencia continúa en facebook todos los días en un grupo (Todos en contra de los decretos de emergencia social 2010 en Colombia) se publican comentarios de rechazo a los decretos y la necesidades de una salud digna. Un espacio de discusión donde se plantea una gran vigilia nacional el cinco de marzo. Son algunos colombianos que se niegan a olvidar porque los intereses nacionales están de por medio y tienen presente que todavía no se toman medidas de fondo.

    La voz que se escucha es que el Gobierno no ha cerrado un hospital, los reestructuro perdiendo calidad y en el peor de los casos los privatizo. Esta semana cerró con una frase: “se cayó la reelección por ser perjudicial para la salud de los colombianos” pero todavía los decretos están en función.

    clic para leer opiniones que han surgido respecto al tema





    0 comentarios: