Proyecto de arborización en marcha

Posted on
  • viernes, 15 de junio de 2007
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:
  • Noticia
    por: Neyder Salazar

    La idea es aumentar la cobertura y conservas las especies nativas.



    El Jardín Botánico José Celestino Mutis en su marco del plan de desarrollo está manejando el proyecto más grande en cuanto a la planificación y fomento de la arborización de Bogotá para un mejor habitad en la ciudad.

    Martha Lugo de la oficina de prensa del Jardín Botánico afirma que el Jardín viene adelantando una serie de proyectos. Entre ellos se encuentra el proyecto “7059” que consiste en la planificación y puesta en marcha de la arborización de la ciudad.
    El proyecto inicio desde 1988 con una serie de investigaciones, estudios, planificaciones y otros proyectos como el proyecto 2006 sobre la conservación, sostenibilidad y manejo de la flora urbana, el cual se encuentra aun en ejecución.
    En decretos como el 984 de 1998 y el 68 del año 2003 la alcaldía de Bogotá dio vía libre para que instituciones como el Jardín Botánico empezara a trabajar en el tema de la protección del suelo, la arborización y la tala del arbolado en el perímetro urbano del Distrito Capital.

    Según Claudia Córdoba directora del proyecto, el Jardín Botánico adelanta un plan maestro de arborización que busca cubrir con árboles diferentes sectores de la ciudad con el fin de tener una restauración ecológica de zonas disturbadas por fenómenos de erosión, contaminación y expansión urbana.
    El plan de arborización esta implementado bajo condiciones ambientales, físicas, paisajísticas y de armonía. Esto con el objetivo de aprovechar las distintas especies vegetales y del ecosistema y conservas las espacies nativas de la sabana.
    Se están aplicando técnicas como In Vitro que basca la preservación de orquídeas, especie nativa de la sabana.
    Por medio de un censo del arbolado se analizaron especies inadecuadas como Urapanes, Pinos y Eucaliptos por sus condiciones físicas que van desde tamaño y hasta antigüedad debido a que son un potencial peligro para peatones, para la red pública y bienes. Estas plantas son podadas o sustituidas por especies adecuadas la cuales tienen como requisito una talla proporcional al ancho de la vía y a la altura de las edificaciones. Los árboles tienen un promedio de 5 a 15 metros de altura, los arbustos entre dos y tres metros. Deben contar con un sistema radicular para que sus raíces no afecten el pavimento y redes subterráneas. Algunas especies adecuadas son el Cedro, Cerezo y árboles de bajo porte como Carbonero Rojo y Cayeno.

    El biólogo Oscar Delgado dice que es importante el proyecto de arborización por que una buena arbolada ofrece beneficio ambiental, paisajístico, social e incluso recreativo. Con la arborización se tiene un control de la contaminación, sirve para regula el clima, evitar deslizamientos, erupción de la tierra, permite la regulación del ciclo hídrico y se definen los espacios creando ambientes frescos, armoniosos y tranquilos.

    Matilde Muñoz una ciudadana de Bogotá piensa que el proyecto es bueno por que hay muchos lugares limpios que necesitan la presencia de un árbol que le de otra imagen y cubran el espacio. Cree que reemplazar especies en mal estado por nuevas es bueno por que pueden llagar a ser peligrosas.
    El Jardín Botánico no solo es un país de las maravillas que resguarda la naturaleza que se encuentra en Colombia, es una entidad que adelanta investigaciones y proyectos de conservación sobre el uso sostenible de la flora de la capital de Colombia.

    Andrés Mendoza se ve implicado en el proyecto, como ciudadano tiene un grado de responsabilidad para cuidar la naturaleza y los árboles que brindan tantos beneficios.
    fotos/ Neyder Salazar