¿Quién mató al ministro Lara? Las dudas y enigmas de un proceso por esclarecer

Posted on
  • jueves, 3 de marzo de 2016
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:
  • A su paso por Neiva, Alberto Donadio uno de los periodistas investigativos más destacados en Colombia, cuestionó duramente la falta de rigurosidad de lo que fue la investigación por el atentado y muerte del Exministro Rodrigo Lara Bonilla. Un caso que declaró como lleno de misterios y cosas ocultas.

    A propósito del  lanzamiento de su libro, El asesinato de Rodrigo Lara Bonilla, "La verdad que no se conocía". El escritor y periodista lanzó dardos en una rigurosa investigación para desentrañar  y cuestionar lo que está detrás de la muerte de ex ministro.

    Donadio es claro en manifestar  que todo lo que se sabe sobre las circunstancias de la muerte, viene de los escoltas y el chófer, estos fueron las únicas personas que presenciaron los hechos y declararon frente al suceso. Por lo tanto se posee una verdad exclusiva de los escoltas  y no hay otros testigos que permitan corroborar la versión.  Sin embargo,  en su investigación el periodista encontró contradicciones en los testimonios de los escoltas.

    A manos del escritor llegó el expediente de la muerte de Lara, un expediente que quisieron desaparecer, pero del que Donadio guardó copia y hoy soporta con detalles  su investigación.   A partir del análisis de éste, se desprende una serie de dudas sobre la forma en que fue asesinado  Lara y que podrían comprometer otras responsabilidades como la de los escoltas.

    Para Donadio se trata de los misterios del expediente que dejan serios cuestionamientos. El único asesinado fue Lara y el chofer salió ileso, pese a los disparos que se encontraron en la parte trasera.   El informe de balística y el dictamen de necropsia  en el expediente revelan   que exministro presentó un disparo en lado izquierdo, cuando según los testigos,  el ataque provino de un solo sicario  por el lado derecho.  El detalle de la fractura en la nariz del ministro   lleva a pensar que forcejeó y salió lastimado.  La distancia de los disparos, por los casquillos que se encontraron muy cerca al carro, no corresponde a la distancia que debieron tener los sicarios en la moto.

    Son 20 años investigando y buscando explicación que hoy le permiten al escritor cuestionar sobre el proceso. ¿Son creíbles las declaraciones de los escoltas? Preguntó  Donadio, manifestando que surgen dudas, “Por qué el Ministro herido no fue llevado de manera inmediata al hospital, primero fue llevado a su casa”, sentenció el periodista. Por lo tanto existe un enigma, por qué los escoltan no protegieron como debieron a Lara y por el contrario facilitaron el asesinato.

    Para este curtido periodista faltó rigurosidad en las investigaciones que se hizo en su momento, “dimos por hecho que fue Pablo Escobar y que de eso no había duda”. Aclarando además, “todos creíamos que ya se  sabía  la verdad sobre la muerte, y no es así”.

    “Hay investigaciones que se deben guardar para sacar en su debido tiempo, y no se ponga en riesgo la vida; decirlas cuando se puede decir”, es lo que piensa este escritor.  Por eso con la reapertura de la investigación hace dos años por parte de la Fiscalía,  se  reabre este capítulo  en el que Donadio revela detalles y  espera se pueda esclarecer.  Capítulo que es una parte oculta, enigmática y dolorosa de la historia del país. Puesto que como afirma el escritor en función del periodismo, “En cualquier parte donde se ponga el dedo sale pus”.


    0 comentarios: