Un comunero desconocido refleja lo que vive el Centro Comercial

Posted on
  • martes, 24 de mayo de 2011
  • by
  • Neyder Jhoan Salazar
  • in
  • Etiquetas:
  • El monumento El Comunero que acompaña el costado de la entrada principal al popular Centro Comercial Los Comuneros, luce desconocido para los ciudadanos del sector y ajeno a un significado compartido.

    Hay quienes dicen que es un habitante de la calle, “indigente” y otros afirma que es un vendedor ambulante, así lo manifiesta el ciudadano Oliver Cabrera. Igual que él muchos son los que no tiene claro lo que representa dicho monumento.

    Un monumento que no ha logrado crear identidad porque no representa un significado claro en los transeúntes y personas que a diario están en el lugar. Está ajeno de lograr un significado compartido que permita identidad en la comunidad. Una obra que no establece ningún tipo de reconocimiento con un proceso de cultura manifestado desde el pueblo.

    La comunidad del sector coincide al afirmar que responde a la visión particular de autor, y no de lo que podía representar en la comunidad. Lo que evidencia un sentido diferente al que debía construir. Además impulsadas desde la visión del gobierno Guillermo Plazas Alcid en 1995.

    Ahora menos el ciudadano del común saben que su autor es el artista Emiro Garzón, escultor de varias de las obras que acompañan los espacios públicos de la ciudad y en las que busca reflejar experiencias cotidianas del ciudadano.

    El vendedor de la zona, Alberto Tafur expresa que es el monumento “Los Comuneros “ que identifica y simboliza al vendedor ambulante, “es un monumento que lleva trece años, lo que lleva el centro comercial”. Lo que evidencia la visión más cercana de la noción ligada a la representación del vendedor ambulante. Es decir personas que ocupaba las calles, creando un comercio informal. Para esta población en 1995 se construyó un proyecto de centro comercial popular para que los locales fueran ocupados por los vendedores ambulantes y solucionar así el problema de esta actividad informal que venía creciendo.

    Para el transeúnte Andrés Manuel el monumento que se llama “Los Comeros “, “es un estatua toda fea que tiene un poco de cosas como un bolso”. A lo que la vendedora Leidy María, agrega que significa que hace mucho tiempo, la gente trabajaba así, llevaba las cosas en el hombro y en las manos, ya que era un comerciante.



    La realidad no refleja el sentido inicial de Los Comuneros

    El Centro Comercial fue una apuesta del Gobierno Plazas Alcid para modernizar la ciudad bajo un plan de ordenamiento, buscando solucionar la invasión del espacio público. De esta forma solucionaría un problema de comercio informal, trasladando los vendedores del antiguo Pasaje Camacho. En el lugar que se declaró de utilidad pública y era parte de un lote donde antes funcionó un hospital de la Sociedad de Beneficencia y Caridad San Miguel del que poco se acuerda.

    Pero este Centro Comercial no solucionó la situación y hasta la crisis que enfrentan, la relacionan al monumento. Armando Torres Medina, aclara que “a los vendedores ambulantes nos hicieron comprar estos locales, cuando entramos aquí dijeron que este centro no iba progresar. Entonces este tipo de África, lo trajeron los españoles y es un tipo todo degenerado, debido a eso el centro comercial está en crisis y la gente cree que por eso no ha progresado, a unas personas poco les agrada el monumento ”.

    El sentido de solucionar un problema se perdió y se agravó porque según los comerciantes de este espacio, se volvió un negocio de interés particular del gobierno de turno bajo una promotora que según los comerciantes los afecto. Lejos está de responder a su fin inicial, este Centro Comercial ha sido víctima de atentados que agudizan su crisis. A la que se suma altos costo de endeudamiento de los propietarios por pequeños espacios. Por eso locales lucen abandonados y algunos de los compradores no pudieron pagar los locales y cómo dice el comerciante Armando Torres Medina, se lo comió el Banco que es dueño de esto, “no sabemos qué final tenga esto, pero por ejemplo con el incendio muchos nos vimos afectados por no tener asegurado los locales”.

    El comerciante de Los Comuneros Guillermo Rivas, manifiesta que eso no es un monumento, es un muñeco “mamarracho” de mal gusto que dejaron los que construyeron el Centro Comercial, “es como algo desagradable para mí un desechable que no aporta ninguna buena imagen al Centro Comercial y simboliza una desgracia anunciada para el Centro que hoy vivimos. Se debería cambiar por algo que simbolice el verdadero significado de un Comunero como hombre luchador”.

    Ahora es la incertidumbre la que acompaña a los comerciantes de la zona que han visto como se disminuyen sus ventas, pero se mantiene la esperanza que la situación algún día mejore y que el monumento que los acompaña no siga siendo para los comerciantes el reflejo del desconocimiento y abandono del Centro Comercial que catapulte sus sueños.





    *Entrega del especial “Tras los rastros de identidad y memoria Neivana” Hacía el significado, y la identidad configurada de espacios y monumentos construido por los habitantes de Neiva.

     :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


    Un comunero, hace referencia a un luchador del movimiento de los comuneros que dio pie a la revolución Comunera extendida en sur del país por las condiciones de desempleo y el aumento de impuestos.

    Opiniones del ciudadano
    Para Jairo Camacho el monumento lleva el nombre del “El Comunero” porque es un comercio organizado en el Centro Comercial, “representa un vendedor que caminaba con las cosas al hombro porque no había trasporte en los tiempos de antes”.

    Leónidas Salcedo, guarda de seguridad del Centro comercial, sostiene que el monumento es en honor a los comuneros como personas pasajeros porque lucharon por su libertad y cargaban sus utilícenlos que llevaron en sus travesías.

    Por:Neyder Salazar






    0 comentarios: